El ORUJO EN LIEBANA



- Aguardiente de orujo: El orujo es un aguardiente obtenido por destilación de orujos de uvas, es decir, las partes sólidas de la vendimia que no tienen aprovechamiento en la previa elaboración del vino.

- Bodega: Es el lugar donde tras la recolecta de la uva se produce las labores de despalillado y pisado de ésta y su posterior introducción en los depósitos de acero donde se inicia la fermentación del mosto con el hollejo. Una vez finalizada la fermentación de una duración aproximada de 18 días se produce la separación del mosto y el hollejo, el mosto será trasladado a unos depósitos de acero que experimentara una segunda fermentación, mientras el hollejo será trasladado a las alquitaras donde se producirá la destilación del aguardiente de orujo.

                  



DESTILACIÓN


Una vez terminada la fermentación del vino se empieza con la destilación de los orujos (racimos y hollejos de la uva).

El aguardiente es uno de los productos más peculiares y tradicionales de Liébana y llegado los últimos días del mes de Octubre comienza una labor obligada, la elaboración del orujo.



- La alquitara: que se compone de una caldera, una parte intermedia y un depósito (llamado copa) continuamente refrigerado con agua. - Los hollejos ya fermentados de la uva.

- Agua.

- Una fuente de calor, antiguamente se empleaban en la combustión leña de encina, roble y sarmientos; hoy día se hace con gas.

Después de conocer los elementos básicos detallamos como se hace la destilación:

La destilación consiste en la realización de un proceso que permite extraer y exaltar la esencia del orujo y de la uva.


Aquí aparece la verdadera sabiduría del "destilador": la regulación del fuego. Para una buena destilación nunca es bueno tener prisa. La técnica y el arte de la destilación consiste en regular el aporte externo de energía, para obtener un ritmo de destilación lenta y constante, que permita la aparición de los componentes aromáticos deseados en los momentos adecuados. Tampoco se puede, ni se debe, continuar y exprimir la salida de líquido hasta la última gota. El resultado de esa labor artesanal es un delicioso aguardiente. En la destilación podemos dividirla en dos partes:



- La evaporación de los alcoholes con todos sus aromas.

- La condensación que a su vez podemos dividirla en tres partes, la cabeza, el corazón y las colas, para una buena destilación es importante desechar tanto la cabeza como las colas y quedarse únicamente con el corazón.



LA ALQUITARA LEBANIEGA


La alquitara consta de tres partes:



- La Caldera: onde se introduce el hollejo. Las calderas están revestidas de una cámara de agua para que la destilación se produzca al ”Baño María”, lo que produce que el calor llegue al hollejo de una forma mas uniforme y así no se localice en un solo foco.

- El Capotillo: La parte intermedia, que une la caldera con la copa.

- Copa: La parte más importante de las tres. Cuando la temperatura del orujo llega a los 80ºC comienza la evaporación de los alcoholes que contiene: suben hasta la copa y al chocar con la chapa fría, regada continuamente por un chorro de agua, se condensan en gotitas listas para ser recogida en un recipiente.

- El Capotillo: La parte intermedia, que une la caldera con la copa.

- Copa: La parte más importante de las tres. Cuando la temperatura del orujo llega a los 80ºC comienza la evaporación de los alcoholes que contiene: suben hasta la copa y al chocar con la chapa fría, regada continuamente por un chorro de agua, se condensan en gotitas.